La importancia de las hortalizas entre los celíacos.

Uno de cada 140 argentinos es celíaco, sin embargo existe mucha confusión en torno a la enfermedad. Una de las alternativas alimentarias es sin dudas la incorporación de hortalizas.
En el marco del marco del XXXI Congreso Argentino de Horticultura que se desarrolló hasta el viernes 3 de octubre, se presentó la doctora Marina Claudia Flor, médica especialista jerarquizada en nutrición y disertó sobre la importancia de las hortalizas y frutas en la dieta, y especialmente en la alimentación para celíacos.

“En la Alimentación de los que padecen celiaquía, las frutas y hortalizas juegan un rol fundamental en su alimentación, no solo por no contener TACC sino también por los aportes de micro nutrientes, vitaminas y minerales, y por la función de facilitar la absorción y digestión” asegura la especialista.

Por otro lado, “es importante en éste grupo, ya que padecen déficit de los mismos por sus múltiples funciones que ayudan a disminuir el riesgo de patologías crónicas asociadas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) informó sobre la importancia de consumir Frutas y Hortalizas ya que algunos de los trastornos más comunes y debilitantes del Mundo, comprendidos algunos defectos congénitos, retraso mental y del crecimiento, la debilidad del sistema inmune, la ceguera e incluso la muerte, se deben a una alimentación carente de vitaminas y minerales (comúnmente denominados micro nutrientes).

El consumo insuficiente de frutas y hortalizas es una de los principales factores de falta de micro nutrientes, por lo enunciado se torna prioritario fomentar su consumo, ya que en la mayoría de la población su ingesta es insuficiente para lograr una Alimentación Saludable desde etapas tempranas de la vida y (tal como cita la FAO / OMS) en la prevención de Enfermedades Crónicas.

“Debemos incorporar el término alimentación saludable para desterrar entre el vocablo común la palabra dieta, ya que lleva a confusión y en muchos casos asusta y malpredispone” sentencia le médica.

Comer las sustancias incriminadas provoca, en individuos genéticamente predispuestos, una severa lesión en la mucosa del intestino delgado (atrofia vellositaria), produciendo el llamado Síndrome de Mala Absorción, y una de las consecuencias puede ser una desnutrición severa.

El único remedio es una dieta “sin T.A.C.C.”, es decir, rigurosamente privada de estos cereales y de los alimentos que los contie nen, desde pastas hasta galletitas, desde embutidos hasta quesos, desde salsas hasta dulces. Vía libre, en cambio, para las verduras, naturalmente sin gluten, y al arroz en todas sus formas.

El espectro de síntomas de la enfermedad celíaca es muy amplio. La forma clásica -explica Marina Flor- provoca diarrea, vómitos, pérdida de peso, dolor y abdomen inflamado y bloqueo del crecimiento. La forma atípica, frecuente en el adulto, puede manifestarse de manera totalmente asintomática y silenciosa.

En otros casos, el síntoma más común es la sensación de debilidad constante y, en las mujeres, puede venir acompañada de una anemia por falta de hierro, de infertilidad o abortos espontáneos, y de migraña y osteoporosis.

La enfermedad no se transmite necesariamente de padres a hijos y puede manifestarse a cualquier edad; de hecho, son bastante frecuentes los casos diagnosticados después de los 60 años.

Fuente: Asteriscos

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *